sábado, diciembre 09, 2006

Grammy 2007 - Perdidos En El Espacio.

Con 108 categorías en las que cientos de artistas sueñan con tener una oportunidad, es justo decir que no se trata de un trabajo fácil. Sin embargo muchos músicos terminan frustrados, no solamente por no ver su nombre en la lista, sino también por no encontrar una categoría en la que puedan aparecer. La Academia de Artes y Ciencias de la Grabación de Estados Unidos, responsable de los premios Grammy, ha determinado una llamada Mejor Artista de Rock Latino, Alternativo o Urbano, quizás con el fin de evitar un derrame cerebral al momento de ser más específicos. Personalmente creo que no se requiere de un gran esfuerzo mental, mas bien es un asunto de voluntad. En esta verdadera "ensalada musical" fueron nominados "Lo Demás Es Plástico" de Black:Guayaba, "Superpop Venezuela" de Los Amigos Invisibles, "The Underdog/El Subestimado" de Tego Calderón, "Amar Es Combatir" de Maná y "Calle 13" de Calle 13. Una mezcla que va desde el reminiscente sonido disco de Los Amigos Invisibles hasta el reggaetón crudo de Tego Calderón, pasando por el legítimo rock latino de Maná. El rock en español se pierde, dejando atrás discos con méritos suficientes como "Guapa" de La Oreja de Van Gogh o "Ahí Vamos" de Gustavo Cerati. La escena alternativa se pisotea al no considear una de las mejores producciones del año: "Memo Rex Commander y el Corazón Atómico de la Vía Láctea" de Zoé y el movimiento urbano se reduce a una tercera parte de la ensalada, aun cuando por su crecimiento y popularidad merece una categoría individual. De no ser por la elección del mejor álbum de pop latino, la música latina moderna simplemente no tendría voz ni voto. Por falta de información o sentido común, todavía hay quienes se limitan a pensar que la música latina se divide en Regional/Mexicana, Tropical y el resto. ¿Y quién sabe? Si Justin Timberlake comienza a cantar cumbias y Red Hot Chili Peppers reggaetón esto se podría complicar aún mas...

domingo, diciembre 03, 2006

¿Nos Estamos Quedando Sordos?


Con el fin de examinar los posibles riesgos a la audición derivados del uso inapropiado de la tecnología de audio personal, encuestas nacionales, mandadas a realizar por la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas en inglés), indagaron sobre hábitos de escucha y actitudes entre hispanos. Es claro que existe conocimiento del mayor riesgo de pérdida de audición debido al uso de los productos de audio personal. Este conocimiento es marginalmente superior para los participantes que residen en Puerto Rico, aunque en general los participantes mexicanos tienden a indicar hábitos de uso un poco menos peligrosos en este respecto de distintos grupos de edades en Estados Unidos, Puerto Rico y México. La mitad o más de los encuestados en México usa el iPod, el reproductor MP3, el Walkman o reproductor CD y las computadoras portátiles entre 1 y 4 horas a la vez. Un 30% de los encuestados mexicanos usa el teléfono celular durante esa misma cantidad de tiempo. Entre 40% y 50% de los puertorriqueños usa el iPod, el reproductor MP3, el Walkman o reproductor CD y las computadoras portátiles entre 1 y 4 horas a la vez. Usan los reproductores/televisores portátiles entre 1 y 4 horas un 57% del tiempo. Los encuestados puertorriqueños usan 30% del tiempo el teléfono celular con auricular entre 1 y 4 horas. Deberia ser responsabilidad de los fabricantes de productos de audio personal como los reproductores MP3 asegurarse que sus productos reduzcan al mínimo el peligro de pérdida de audición al incluir una advertencia sobre el peligro de pérdida de audición, instalar un regulador y hacer que sus productos sean sólo compatibles con los audífonos diseñados especialmente para reducir este riesgo. Los encuestados mexicanos indican con mayor frecuencia el nivel de volumen como mediano, mientras que los puertorriqueños con frecuencia indican que escuchan a volumen alto (muy alto + bastante alto) o mediano. Lo mejor sería comenzar a bajar el volumen. Ochenta y dos por ciento de los mejicanos y 72% de los puertorriqueños están de acuerdo en que ésta sería la primera medida que tomarían.