sábado, mayo 24, 2014

¿Axl Rose el mejor cantante del mundo?

Guns'n'Roses en Satélite Musical. 
Se trata de una clasificación de cantantes en función de la amplitud de su rango vocal, mostrando las notas más altas y más bajas que cada artista ha conseguido alcanzar en una grabación de estudio. El medio digital que realizó el estudio creó incluso una aplicación para poder escuchar en un teclado las notas más altas y las más bajas de cada cantante. No faltan tampoco las canciones en cuestión para que no quede espacio alguno para el debate. De hecho, las dos canciones en las que Axl Rose, líder de Guns 'n' Roses, ha llegado a tocar ambos extremos son "There was a time" y "Ain't it fun". Polémico, controvertido y escandaloso son sólo algunos de los adjetivos que suelen asociarse a Axl Rose. Según el estudio, Rose ha demostrado a lo largo de décadas que posee el registro más amplio del rock, el pop, el soul, country y el blues, con lo que superó a eximios intérpretes como Prince y Mariah Carey. Rose alcanza su nota más baja en el tema "There was a time", que aparece en el último disco de estudio de Guns 'n' Roses, "Chinese Democracy" (2008), mientras que emitió su agudo más notable con la canción "Ain't it fun", un cover que forma parte de "The Spaghetti Incident?" (1993). En el cuarto puesto de la lista se encuentra otro ícono del rock, Steven Tyler, el líder de Aerosmith, con su voz grave en "St. John" y extremadamente aguda en "Crazy". El quinto lugar le pertenece al padrino del soul, James Brown, por sus temas "Peace in the world" y "Funky president". La posición de los artistas en el listado fue determinada por la amplitud que cubren en las octavas del piano. Así, otras personalidades de la música sorprendieron por su escasa capacidad, como es el caso de Taylor Swift, Justin Bieber o Stevie Nicks. Además se consideraron las poderosas voces de intérpretes como Freddie Mercury, Barry White, Christina Aguilera o Nina Simone. Puede que más de cuatro décadas de alaridos hayan alterado la calidad de la voz de Rose, de 52 años (2014), pero por lo visto ha dejado una huella imborrable.