lunes, agosto 05, 2019

🎧 Dime Que Escuchas y Te Diré Si Me Gustas ❤️

Por Drago Bonacich

Según un reciente estudio de la plataforma de venta de entradas TickPick, solamente el 2% de las parejas sobreviven cuando tienen gustos musicales totalmente diferentes. En esta encuesta sobre cómo los gustos musicales afectan las relaciones románticas se muestra cómo las parejas que disfrutan de la música juntas experimentan mejoras en la satisfacción de su relación, la conexión emocional e incluso la comunicación. Por ejemplo, una de cada cinco personas afirman que no saldrían con alguien con “mal gusto” musical. Mientras, solamente el 46% de las mujeres y el 54% de los hombres saldrían con alguien con gustos musicales considerados por ellos malos. Por géneros, los hombres creen que el hip-hop es el género menos atractivo (45%), mientras que las mujeres consideran que el heavy metal es el menos atractivo (37%). El género más atractivo para los hombres es el rock clásico (41%) y para mujeres el hip-hop (39%). Las parejas que disfrutan del rock clásico, jazz, country o música folk calificaron su satisfacción de relación con un alto puntaje. Desafortunadamente, una canción favorita puede convertirse en tortura musical. Así, el 35% por ciento de las personas solteras ya no podían escuchar cierta música porque les recordaba demasiado a su ex. Curiosamente las parejas que menos satisfacción logran son aquellas que disfrutan del pop coreano (k-pop), a pesar de lo increiblemente popular que ese estilo musical se ha convertido, especialmente entre adolescentes. La música estaría jugando un papel importante en las probabilidades de conseguir una cita en alguna de las aplicaciones disponibles en Internet. De hecho un 74% de la gente le dará un "me gusta" a alguien con quien comparten el mismo gusto musical y algo relevante es que aquellas personas que fueron en su primera cita romántica a un concierto, tienen muchas mas probabilidades de conseguir una segunda cita. La encuesta también destaca que independientemente del género, acudir a un concierto se trata de una experiencia que genera una conexión especial. El rock clásico destaca como la música más satisfactoria para disfrutar en directo entre parejas.